zapatillas de correr en la mano

Las 4 excusas para no ponerte en forma que conmigo no sirven

Has vuelto de vacaciones y quieres ponerte en forma. Quieres hacerlo bien: comer bien, entrenar bien y obtener los mejores resultados, pero…

  1. «Tengo poco tiempo»
  2. «Hay días que estoy cansado o estresado o no me apetece»
  3. Algunos ejercicios me dan «miedo»
  4. Ir a un gimnasio da pereza

Y es aquí donde verás el verdadero valor de un entrenador personal. Porque conmigo esas excusas, no sirven 🙂

Tengo poco tiempo

Conmigo vas a aprovechar cada minuto de entrenamiento, si estamos media hora o una hora, vas a aprovecharla al máximo. Ni un minuto vas a perder dudando cómo se hace un ejercicio o cuántas repeticiones tocaban….

Hay días que no me apetece

Yo te voy a motivar para que no falles y para que cada entrenamiento te guste tanto que no se te pase por la cabeza el saltártelo. Te van a encantar nuestros entrenamientos.

Algunos ejercicios me dan «miedo»

Te voy a enseñar a hacer los ejercicios con seguridad. Es importante que aprendas a detectar por ti mismo si tienes la postura correcta: Postura, movilidad, rangos de movimiento, flexibilidad,… ¡¡te va a encantar la evolución que vas a ver!!

Ir a un gimnasio da pereza

Normal. A según qué horas la fauna y flora que crece en un gimnasio puede dar pánico social. Podemos entrenar en tu casa, en un parque o en el monte. Buscaremos el lugar donde lo más importante sea tu entrenamiento.

 

Es por esto que mucha gente se decide a contratar un entrenador personal. No son sólo los conocimientos que podemos aportar y la personalización extrema del entrenamiento, es porque…

te da libertad y tiempo para ti.

¡Vamos, escríbeme!

Estás a sólo un paso

Write a comment