Un café navideño y unas piñas

Consejos para superar diciembre

El invierno está llegando. El miedo de Jon Snow no era el frío ni los caminantes blancos, su mayor miedo era la cena de empresa, la del gimnasio, el turrón, Nochebuena, Navidad, los restos que quedan, Nochevieja, los cubatas, los chupitos y todo lo demás.

No voy a engañaros, diciembre es un mes duro para nuestro estado físico, pero voy a dejaros unos consejos que pueden ayudaros a superarlo más fácilmente.

Antes de una comilona, entrena duro

Existe la creencia de «bajar lo que hemos comido», nos ponemos hasta arriba y luego ya iremos a bajarlo. Es mucho mejor hacer lo contrario. Entrenar como animales y utilizar la comida o cena para recuperarnos.

Vigila el alcohol

Te has comido 40 langostinos, dos cubos de ensaladilla rusa, has mojado el pan en la grasa del cordero y encima te bebes hasta el agua de los floreros. Pues deberías pensártelo dos veces: 4 Gin Tonic son unas 800kcal ¿sabes el esfuerzo que cuesta quemar 800kcal? Pues eso.

Vigila los hidratos

Si algo bueno tienen los encuentros familiares es que las comidas suelen ser ricas en proteínas y grasas (a veces hasta saludables). Aprovecha y trata de evitar los hidratos, especialmente los postres. Llénate de jamón, carne o pescado, algo de verdura o ensalada y evita los hojaldres, harinas refinadas, azúcares, etc…

Evita las dinámicas

Es muy fácil entrar en una espiral de comer cualquier cosa… «total, ya la he liado ¿qué más da?». En estas fechas que vienen solemos caer en ese autoengaño de pensar que como ya hemos comido mal dos días, lo dejo para después de Reyes. Y el día 7 de enero nos pesamos y estamos para Récord Guiness.

¿Ayer cenaste mal y hoy has comido mal? Pues a entrenar más fuerte que nunca, a comer sanísimo y a cuidarse lo máximo posible.

No dejes de entrenar

Es que estos días no hay clase y hace frío y… ¿y eso significa dejar de hacer actividad física? ¡Para nada!

Write a comment