El ejercicio físico es salud. Ni moda, ni estética.

Este domingo se publicó en Diario de Navarra un artículo de opinión desde el que se criticaba que la gente mayor se hubiera subido a «la moda» de «ponerse cachas». No es lo único que se criticaba, pero quizás es lo que más me afecta profesionalmente.

Somos muchos los profesionales del mundo de la actividad física, la nutrición y la medicina deportiva los que trabajamos a diario con personas adultas. Yo, personalmente, trabajo con personas adultas impartiendo entrenamientos individuales o grupales en dos centros privados y también entrenamientos personales, y esto es lo primero en lo que se equivoca el artículo. El objetivo principal de ninguno de mis alumnos o clientes es el estético. No quieren ponerse cachas, únicamente quieren tener una mejor calidad de vida.

Caso 1: Mujer. 45 años.
Vino a mí porque el estrés le estaba causando problemas físicos. Hemos hecho un trabajo entre Iñaki Dominguez (fisioterapeuta y nutricionista colegiado) y yo, primero para que mejore su calidad de vida (reducir estrés, mejora cardiovascular, postural y de movilidad) que le permita afrontar el día a día con mucha más energía; y segundo de rehabilitación de algunas molestias y dolores provocados por un accidente de hace unos años.

Caso 2: Hombre. 47 años.
Vino a mí porque le gusta practicar deporte aeróbico (natación, bicicleta,…) pero había empezado a notar que el trabajo de fuerza era necesario e imprescindible no sólo para mejorar en lo que le gusta si no también en su vida diaria.

Esto son dos casos, pero a diario veo docenas. Y no es una moda, y mucho menos algo negativo.

En Navarra, tenemos la suerte de contar con Mikel Izquierdo (Doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Catedrático de la Universidad), un experto mundial en el entrenamiento de fuerza y la repercusión en la mejora de la calidad de vida de las personas y del envejecimiento- os recomiendo que si tenéis tiempo veais la entrevista que David Marchante (otro crack) le hizo recientemente -y, gracias a su trabajo, somos muchos los que estamos animando a personas adultas a realizar este tipo de entrenamiento, junto con la supervisión de fisioterapeutas y nutricionistas, y donde estamos viendo progresos increíbles en la calidad de vida de estas personas.

Nos han dicho que la vejez es limitación de movimientos, enfermedad, dolor; y nos lo hemos creído. Nos hemos convertido en una especie sedentaria con toda la enfermedad que ello conlleva. Por eso, ese artículo de opinión me ha indignado. Entiendo que es sólo una opinión y no le daría importancia si se hubiera hecho en un medio distinto, pero jústamente el público principal de un medio regional en papel es esa población que debería estar haciendo ejercicio físico de calidad. Siempre esperamos que un periódico informe a la población de los estudios recientes sobre este aspecto y les anime a empezar un nuevo estilo de vida y no lo contrario.

Write a comment